jueves, 24 de abril de 2008

Crónicas de delantero en una tarde sin gol




El camino de regreso


Esto pasa cuando encuentras las ideas que quedan sueltas mientras juegas al fútbol:


Cristiana resignación es la que sentís al errar una oportunidad manifiesta de gol... sabes que en alguna de las siguientes llegadas estará la reinvindicación, puede ser en cualquiera de las que vienen, sin embargo la pena te embarga y la debes asumir con lo que inicié: cristiana resignación. El tiro va fuera, el arquero llega antes, el cabezazo es defectuoso, el defensa lee tu intención. Todo esto termina con la imagen superior que ilustra mis letras: regresar rápidamente a tu demarcación original, donde debes de ser el amo y señor, trotando suavemente con la cabeza gacha, pasando mil imágenes por tu cabeza durante pocos segundos e imaginando la siguiente bajada de tu equipo... recuperar el aliento. Ese aire que no siempre te respeta, que se aleja, se larga de tu existir cuando bajas a defender todas y cada una de las jugadas estacionarias de tu equipo, debes volver rápidamente al frente del ataque. Ese aire que decide buscar nuevos horizontes cuando acompañas una jugada y estás en una posición inmejorable para recibir un balón filtrado y no respetan tu esfuerzo. Por estas y otras razones no hay gol. Te abandona y el miedo te sobrepasa, hasta rayar los límites del nerviosismo. Ese miedo de no gustar y no realizar como se debe tu trabajo en el campo de juego y seas removido del 11. Debes trabajar más duro para mantenerte jugando. No quieres salir, te aterra la idea de salir por un suplente. Es una guerra con tu psiquis perenne.


Es una buena opción...

No siempre se puede correr. Es cierto que he mejorado mi rendimiento y resistencia física, pero a veces para recuperar el aliento es de vital importancia, detenerse a descansar luego de la resignación que causa fallar una ocasión o verla errada por un compañero. Descansar yaciendo parado junto al contrario es una buena idea. Es producto de la falta de gol. Un filo de mediodía en donde no tuviste ocasión clara, otro gol anulado por supuesta posición adelantada y un puño más de percances que deja la valija del partido solo con una asistencia. Y a pesar del dicho que reza que una asistencia no solo hace feliz a un jugador, sino que a dos, para un delantero de área no es suficiente sustento. Se vive del gol y para hacer gol...

12 comentarios:

zamaelito dijo...

ufffffff si lo sabre yo q me toca jugar con vos... jajajaja no soy delantero, si no medio-campista... pero no siempre se va a fallar un tiro a meta y no siempre se va a anotar un gol... en el futbol tambien intervienen las rachas... eso si el estado fisico es un componente esencial que muchas veces por no decir siempre da una gran ventaja frente a los contrarios.

Luisi dijo...

No siempre se puede correr... a veces para recuperar el aliento es de vital importancia detenerse a descansar.

Por eso yo juego de portero, jejeje. Uno se cansa menos. Y hago cantadas sí... pero cuando haces un paradón ya tienes sonrisa para todo el día.

Un abrazo killer!

diego dijo...

@luisi
tienes toda la razon jeje
Yo soy defensa, hay que esforzarse mucho la verdad y te tiene que gustar correr detras de alguien siempre
un saludo

Chechu dijo...

Ya leí esto en tu fotolog. Eres demasiado exigente. No deberías obsesionarte tanto con el gol, las asistencias deciden a veces más que los goles propios. Aunque yo, cuando era pívot (delantero centro en fútbol sala) me obsesionaba con el gol y si en algún partido no anotaba me enfaba conmigo mismo.

Saludos Hugol

La quinta del Buitre dijo...

No te obsesiones tanto con el gol chaval, todos los cracks tienen sequías.


Un abrazo, amigo.

Enamorado Del Fútbol dijo...

jajajaj que bueno hugo, demuestras ser un jugador polifacetico eso es bueno, la próxima vez te saldrá mejor, jugando de delantero con quien te sientes identificado?

Nuevo articulo en EDF
Un saludo
www.enamoradodelfutbol.blogspot.com

Alej dijo...

no siempre podemos jugar al 100%, la verdad es que errar una ocasión clara de gol es lo peor y uno se desmoraliza pro hay que segirla buscando, yo erro goles bien seguido pro la verdad es que siempre hay una oportinidad en la cual podemos anotar, ánimo que las oportunidades vienen

CALIGULA dijo...

Huginho eres un tres por la banda con llegada al gol?
Te necesito en mi equipo.

No le digas a nadie pero el domingo pasado (nuestro equipo marcha segundo) íbamos 0-0 en un partido muy muy cerrado.
Faltaba 1 o 2 minutos para terminar y recibimos un córner en nuestra área. Marco al 9, salto a cabecear, cabeceo, rechazo y me cobran penal por apoyar el antebrazo en el rival.
0-1.
Imaginate.

Abrazo porteño.

Carlos Pérez Vera dijo...

Hola Hugo, cuanto tiempo, ya no te pasas por el blog. Jeje he leido eso tus crónicas de un delantero en una tarde sin gol, yo también jugando de delantero me obsesionaba con el gol y muchas veces eso me hacia no rendir al máximo nivel, sufri bastantes tardes de esas que tan bien tu describes. Un consejo, juega libre y sin presiones que el gol llegará.

Espero encontrarte por mi blog.

No, gracia a vo´ dijo...

jaja creo que es peor lo de Caligula!

Lo importante es jugar y hacer deporte mi amigo! Lo demás es secundario!

Saludos,

Migue

Alecita dijo...

maaaaa! sos un gran choyudo por eso no echas goles jejejeje!

Dale pelota dijo...

Lo de caligula es tremendo jeje.
Es comun en un delantero la obsesion por el gol. Igual hay que estar tranquilo, las rachas son asi y siempre se terminan.
Un abrazo Hugo.